San Francisco, ciudad abierta y cosmopolita. 1


Llegamos por carretera a San Francisco, fundada en 1776 por un fraile español y desarrollada gracias a la fiebre del oro. Hoy en día San Francisco cuenta con más de 800.000 habitantes y es uno de los destinos turísticos más importantes de los Estados Unidos. Para empezar os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

Dia 1

Dejamos el coche de renting en su oficina ya que San Francisco tiene una amplia red de servicio publico e íbamos a desplazarnos en ellos.

Prensa

Llegamos a nuestro hotel muy rápido ya que estaba muy cerca de la oficina donde dejamos el coche. Nos alojábamos en el San Francisco City Center Hostel, en una habitación privada, muy confortable y relativamente económica viendo los precios que hay por el centro, lo recomiendo a quien decida visitar la ciudad.

Una vez alojados decidimos dar una vuelta por los alrededores. Bajamos  y paseamos por la zona de Civic Center (la zona financiera) donde se movía bastante gente y donde vimos bastantes vagabundos. Buscábamos un sitio para comer y al final decidimos comer una hamburguesa cerca de allí. Al salir, cogimos un autobus y nos dirigimos hacia Haight-Ashbury, a finales de 1960, Haight-Ashbury fue una de las zonas donde nació un movimiento bohemio; el de los idealistas hippies que practicaban una forma de vida en armonía con la naturaleza y fomentando los valores humanos. El barrio tiene casas con fachadas multicolores y un ambiente relajado, donde nuestra primera parada fue ver las famosas casas llamadas Painted ladies, casas de estilo victoriano y eduardiano pintadas en tres o más colores para embellecer sus detalles arquitectónicos que se hicieron famosas por salir en la famosa serie de televisión Padres Forzosos.

DSC_0284

Painted ladies

Haight Street

Ashbury street

Tras comernos una manzana continuamos nuestro paseo por Haight Street, visitando miles de tiendas de ropa “diferente”, comercios de artesanía y locales en los que escuchar música en directo. Si bien Haight-Ashbury se originó a partir de una corriente rebelde, hoy en día es un clásico que irradia paz y amor. Los edificios coloreados en tonos brillantes y los coloridos murales dejan claro el aire liberal que aquí se respira. Un barrio cuyos cafés y restaurantes se suman al movimiento orgánico y que le da la bienvenida tanto a hippies como a sobrevivientes en busca de monedas. Es un barrio que rinde homenaje al movimient o hippie: en sus calles encontrarás símbolos de la paz, pipas de agua y hierbas naturales. Esta zona es la ideal para aquellos que quieren experimentar diferentes aspectos de San Francisco en lugar de los lugares habituales para turistas. El barrio es muy tranquilo y disfrutamos mucho contemplando las hermosas casas llenas de personalidad de la zona.

Tras esta experiencia diferente nos fuimos a otro barrio totalmente diferente, la zona de Castro, considerado el epicentro gay de la ciudad, deja sus puertas abiertas sin restricciones, de par en par. Lo llamativo de sus encantadores bares y restaurantes, las vidrieras relucientes y los teatros históricos, reflejan con claridad la esencia entusiasta del barrio y sus imperturbables ganas de vivir. Este distrito es claramente reconocible por la profusión de banderas multicolores representativas de la comunidad gay y homosexual.

 

Paseamos por esa calle admirando las curiosas tiendas y los concurridos bares y nos paramos a tomar una Budweiser en Harvey’s y la celebramos a la salud de Harvey Milk, el alcalde no oficial de Castro. Nos pareció un barrio muy tranquilo y donde se mezclaban muchas etnias diferentes y curiosas como las que fuimos descubriendo mientras paseábamos.

Ya cansados se nos hizo la hora de cenar y bajamos a un sitio que tenia buenas referencia, el Lori’s Diner  era un sitio muy pintoresco al mas puro estilo americano años 50. Con muy buena calidad en la comida para desayunos, comidas o cenas. La atención de los camareros era muy buena. Cenamos bastante bien y al acabar paseamos hasta el hotel para bajar la comida.

 

Dia 2

Nos levantamos temprano y nos dirigimos a coger el tranvía mas turístico de la ciudad, alojado cerca del centro de visitantes, donde tiene lugar el cambio de dirección manual del cable car. Mientras esperábamos, tras una larga cola, veíamos como hacen los operarios para dar la vuelta al tranvía, como el tranvía se sitúa sobre un plato giratorio; entonces el operario baja, y empuja al tranvía desde uno de los estribos, girándolo para iniciar el trayecto en la dirección contraria a la que había traído.

 

 

Típico tranvia

Si hay algo que caracteriza San Francisco son sus calles impracticables repletas de empinadas cuestas. Situada entre Hyde y Leavenworth se encuentra Lombard Street, conocida como la calle más empinada de San Francisco. Para corroborarlo paramos en Lombard St. y disfrutamos de la famosas calle recreada en un sinfín de películas. La atracción principal de la calle es ver a los coches bajando por la calle como si se tratara de una montaña rusa.

Lombard Street

 

Después de hacernos unas fotos cogimos un autobús y nos dirigimos a ver el Golden Gate, que con 2,7 kilómetros de longitud y 227 metros de altura es uno de los puentes colgantes más largos y altos del mundo y, sobre todo, es el símbolo más querido y representativo de la ciudad de San Francisco.

El autobus nos dejo en el Golden Gate Bridge Pavilion donde pudimos ver fotos de la construcción, incluso varias maquetas y muchos datos de la construcción de este fantástico puente. Luego salimos a dar una vuelta por el puente. Estuvimos paseando unos cientos de metros pero como había niebla tuvimos que darnos la vuelta. Tienes que tener suerte para coger un día despejado y ver el puente en su totalidad, a nosotros nos toco verlo solo a medias.

Para terminar, nos tomamos algo en una pequeña cafetería, al lado de la parada del autobús de vuelta. Ya de vuelta paramos en Fisherman´s Wharf, la zona vieja del puerto de San Francisco, un lugar bastante turístico que aún conserva cierta autenticidad. Allí fuimos al Pier 39, el lugar más conocido de Fisherman’s Wharf. Allí se encuentra uno de los mayores atractivos para los visitantes, decenas de leones marinos retozan y toman el sol mientras emiten sus especiales gruñidos. En el muelle 39 encontramos gran cantidad de tiendas y restaurantes distribuidos en dos plantas. Nos gusto mucho toda la zona y nos quedamos por allí para comer.

Comimos lo más recomendable, unos cócteles de cangrejo que preparaban en uno de los puestos callejeros  que por el muelle había.

Después de comer, caminamos hacia el Pier  33 donde teníamos previsto coger un barco que nos llevaría a visitar una de la prisiones mas famosas del mundo, la isla de Alcatraz. Fue una isla solitaria durante miles de años hasta que fue convertida en un fuerte; durante la Guerra Civil se instalaron más de 100 cañones y 400 soldados de forma que la isla pasó a formar parte del plan de defensa de los Estados Unidos. En el año 1934, Alcatraz volvió a abrirse como penitenciaría federal, una prisión de máxima seguridad a la que trasladaron a los prisioneros considerados incorregibles y peligrosos. Algunos de los presos más conocidos eran Al Capone “Scarface”, George “Machine Gun” Kelly o Robert Straud “El hombre pájaro de Alcatraz”. La única huida de la prisión fue de Frank Morris, John Anglin y Clarence Anglin que hicieron un agujero en cada una de sus celdas y dejaron en las camas unas cabezas que habían fabricado con papel maché para que los guardias no notaran su ausencia. Aunque teóricamente lograron huir por el agua, se cree que murieron en las frías aguas del Pacífico. Nunca se encontraron sus cuerpos.

Una vez que desembarcas, te reúnen en patio para explicarte las normas y los alrededores. Luego te diriges a la entrada, gratuitamente, te dejan unos cascos con un reproductor para que vallas visitando la prisión, mientras te van narrando las dependencias y los sucesos que pasaban allí los propios reos de alcatraz. Sin lugar a dudas una experiencia inolvidable.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una vez de vuelta al muelle decidimos coger el autobús y pararnos en el barrio de Chinatown,  es la segunda comunidad china más grande de los Estados Unidos, por detrás de la de Nueva York. Por extraño que pueda parecer, las típicas galletitas de la fortuna que dan en los restaurantes chinos no fueron inventadas en China; Las primeras galletas de la fortuna fueron horneadas por primera vez en San Francisco. Dimos una vuelta entrando en las típicas tiendas chinas y comprando algún que otro recuerdo hasta que llego la hora de cenar, ya que estábamos en China aprovechamos para comer en un restaurante no típico de la zona donde nos sorprendió el picor de la comida….

Y hasta aquí llego nuestra primera visita a San Francisco, ¿porque la primera?….. Por que volveremos!!

Consejos e información práctica

  • Para viajar a EEUU se necesita tener el Pasaporte electrónico en regla y tienes que solicitar el Sistema Electrónico para la Autorización del Viaje a Estados Unidos (ESTA) por Internet al menos 72 horas antes del viaje, pero mejor realizarlo con bastante antelación. Cuesta 14 dólares y tiene validez durante dos años. El permiso es para una estancia de menos de 90 dias. Rellenando los datos y las fechas que vas solo te faltara espera que te concedan el permiso.

  • Idioma: Ingles
  • Moneda : Dolar
  • La corriente que se utiliza en Estados Unidos es diferente a la europea, los enchufes también.  La tensión está en 120v. A parte de la diferencia de voltaje también encontraremos que allí se utiliza otro tipo de clavija para los enchufes, allí son planas.
  •   Hay mucha gente (camarenos, botones) que tienen salarios bajos y se recuperan a base de propinas. Estas oscilan entre el 15-20 % sobre el total de la factura, más que suficiente.
  • Para conducir necesitaras el permiso de conducir internacional, lo puedes adquirir en la jefatura de tráfico, necesitarás el DNI, una fotografía y el carnet de conducir. El coste es de 10,10€
  • El horario de los Bancos son de Lunes a Viernes 09:00-15:00, con algunos bancos abiertos en Sábado.
  • El teléfono de Emergencias es 911, los siguientes prefijos indican que son llamadas gratuitas (sin cargo): 800, 855,866, 877 y 888. Los números de teléfono con el prefijo 900 son normalmente más caros, cargando desde cualquier lugar desde 1$ a 50$ por minuto.
  • Estados Unidos es posiblemente el país con la asistencia sanitaria más cara del mundo, por eso lo mas seguro y cómodo es contratar un seguro de viaje para la estancia en el país. Hay multitud de aseguradoras que hacen precios a medida pero, nosotros siempre que viajamos lo hacemos con la misma compañía. Con una cobertura en gastos médicos de las más altas del mercado español, está especialmente pensado para viajes al extranjero, se puede incluir la cobertura de deportes de invierno y aventura y también los cruceros.

  •  Los hoteles de San Francisco por lo general no son baratos, pero nosotros encontramos un albergue que tenía habitaciones privadas con baño. San Francisco City Center Hostel. Recomendamos mucho este hotel ya que estuvimos muy cómodos y nos atendieron muy bien. Tiene un bar donde se reúnen para tomar algo y charlar en un ambiente distendido y muy agradable.
  • Para comer os informamos los que teníamos apuntados:

Lori’s Diner (336 Mason St) lugar ambientado como las películas de los años 60. La comida es abundante, no es caro y vale la pena ir para disfrutar del lugar.Bubba gump (fisherman wharf) no tienes que dejar de visitar esta cadena de fritura inspirada en la famosa pelicula de Forest Gump.

  • San Francisco tiene unas excelentes oficinas de información turística situados en los principales centros turísticos de la ciudad. Pueden ofrecerle mapas y folletos. El centro principal se encuentra en Hallidie Plaza, nivel inferior Union Square. Entre sus principales atracciones están:
  1. Puente Golden Gate
  2. Isla de Alcatraz
  3. El embarcadero de los pescadores (Fisherman´s Wharf y el pier 39)
  4. La torre Coit (Coit Tower)
  5. Haight-Ashbury
  6. Plaza de la Unión (Union Square) para coger el famoso tranvía.
  7. Barrio Castro
  8. Lombard Street
  9. Sausalito
  10. Las vistas desde Twin Peaks 
  11. Chinatown

 

 

 

 

 


Acerca de Somos4porelmundo

Quienes Somos?? Pues somos cuatro monstruos de Viladecans, en la provincia de Barcelona. Nos encanta viajar, disfrutar de los lugares, de la gente y descubrir los secretos que esconde EL MUNDO.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “San Francisco, ciudad abierta y cosmopolita.