Los Jardines de Versalles y el Dominio de María Antonieta 2


Gran día soleado el que llegamos al parque del Palacio de Versalles, con mas de 800 ha. de extensión , este parque incluye el Palacio, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el gran canal,  l’Orangerie ( un invernadero de naranjos ), los jardines a la Francesa, los estanques, y el dominio de la Reina, con el pequeño y el grande Trianon. Para empezar os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

No llegamos muy temprano y eso se notó en la entrada al Palacio. Una cola impresionante nos recibió y nos sorprendió. Luis XIV fue el que se propuso transformar y ampliar el pabellón de caza de su padre en la grandiosidad de este palacio y sus jardines. Al final, como llevábamos peques, creímos oportuno visitar los jardines y dejar el Palacio para otra ocasión.

Una vez dentro, nos sorprendió la amplitud de todo aquello. Donde un  gran canal separaba los dos extremos del parque, repletas de estatuas de mármol, estanques y fuentes. Nos dirigimos hacia la derecha, compramos el ticket y esperamos en la parada a que viniera el trenecito que nos iba a llevar a los dominios de María Antonieta, esposa de Luis XVI. Dicho tren iba realizando paradas a lo largo de todo los jardines. Al llegar a las instancias de María Antonieta, aprovechamos a tomarnos algo y descansar en un prado con un viejo árbol caído, a los peques les hizo mucha gracia.

Empezamos la visita por el pequeño Trianón, la residencia de la reina María Antonieta. Aquí pudimos ver una recreación de la vida diaria de la reina, con sus aposentos donde no faltaban hasta los detalles más íntimos. Este pequeño castillo es solo una parte de los dominios dela reina, de los que se componen además la Aldea (donde distinguimos un molino, un huerto, una hacienda, una casa real, un establo y una fabrica de queso), el lago (construido artificialmente donde se criaban peces) y los jardines de la reina. Se dice, se cuenta, se rumorea que María Antonieta cansada de su vida en el gran palacio de Versalles, se hizo construir todo esto para llevar una vida mas campestre, una vida mas simple sin las complicaciones del Palacio, donde podía criar peces, ordeñar vacas,…

En dominio de la aldea y el lago nos encanto, nos pareció un escenario de cuento antiguo, de los que lees a tus hijos cuando se van a dormir. Una orgía de colores donde resaltan los tonos de las flores y de las plantas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recorriendo todos estos lugares gastamos la mitad de la tarjeta de la cámara, realmente es un lugar muy fotogénico. Con tanto andar, se nos hizo la hora de comer, nos sentamos en un pequeño prado y preparamos un delicioso pic-nic.

Regresamos caminando al gran canal, donde nada más llegar alquilamos unas bicicletas para recorrerlo. Con tres bicicletas tuvimos bastantes ya que una grande llevaba una silla para nuestro peque. Recorrimos todo el gran canal y aprovechamos para hacernos las fotografías de rigor, hasta con animales y todo!! El Gran Canal mide 1.670 metros de largo, con forma de cruz fue una creación de André Le Nôtre. 

Al devolver las bicicletas nos dispusimos a visitar las fuentes. Hay que tener en cuenta que algunas fuentes tienen a una hora concreta, un espectáculo de baile y música. Tienen un cartel explicativo en cada fuente. Nos gustó en especial, unas fuentes con chorros que se movían al ritmo de la música. De tanto andar y con la calor que hacía nos propusimos imitar lo que hacía la gran mayoría de los turistas, refrescarnos los pies en alguna fuente, esta fue la fuente de Apolo.

Llegamos otra vez al Palacio, realzado por su imponente arquitectura con sus interminables y cuidados jardines que podíamos observar en la lejanía. Cansados, aún nos quedaron fuerzas para inmortalizar nuestra visita en unas cuantas fotografías mientras decíamos adiós aquel mezcla impresionante de parques, jardines, fuentes, canales y Palacios.

 

Consejos e información práctica

  • Plano: map_of_versailles
  • Horario del 1 de abril hasta el 31 de octubre, el  Palacio de martes a domingo de 9:00 a 18:30 horas y Jardín,todos los días de 8:00 a 20:30 horas y desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo, el Palacio de martes a domingo de 9:00 a 17:30 horas y Jardín, todos los días de 8:00 a 18:00 horas. La tarifa del Palacio es de 15€, mientras los menores de 18 años y los ciudadanos UE entre 18 y 25 años entran gratis. También entre noviembre y marzo, el primer domingo del mes tienes entrada gratis.
  • Con la tarjeta Paris Pass y Paris Museum Pass tienes la entrada gratuita.
  • No esta permitido la entrada de animales de compañía, es aconsejable el uso de calzado cómodo y llevar un plano de la zona para programar tus visitas.
  • Si queréis visitar el Palacio de Veersalles es aconsejable comprar las entradas online ya que os ahorrareis unas colas que pueden llegar a ser de más de tres horas.
  • Los sábados y domingos, desde finales de marzo hasta finales de octubre, los martes desde final de mayo a finales de junio y algunas fechas adicionales, se realiza lo que llaman como Grandes aguas musicales, donde las fuentes con sus chorros de agua, bailan y siguen el ritmo de la música.
  • Todos los sábados desde mediados de junio a mediados de septiembre, al caer la noche, los jardines se transforman en un recorrido grandioso donde estanques y bosques se animan con agua y colores. La entrada a este espectáculo tiene tarifa a parte.
  • Para llegar, puedes utilizar el coche o el RER en la parada Versailles Rive Gauche, línea C y el tren en la parada Versalles Chantiers o Versailles Rive droite.

Acerca de Somos4porelmundo

Quienes Somos?? Pues somos cuatro monstruos de Viladecans, en la provincia de Barcelona. Nos encanta viajar, disfrutar de los lugares, de la gente y descubrir los secretos que esconde EL MUNDO.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Los Jardines de Versalles y el Dominio de María Antonieta