En nuestra ruta por la costa oeste de Estados Unidos, llegamos a unos de los parques más bonitos de la zona, el Parque Nacional de Yosemite. Conocido por sus cascadas, valles profundos, extensas praderas, secuoyas gigantescas, una gran selva y muchas experiencias más.

Con una superficie de más de 3.000 Kilometros cuadrados, el parque se eleva hasta más de 4.000 metros sobre el nivel del mar. Nosotros entramos por el paso de Tioga Pass, el lado opuesto a San Francisco. Una carretera ascendente y lleno de curvas pero con unas vistas increíbles. Por aquí no se puede correr mucho pero nos llevo al paso.  Nuestra primera parada fue en Tuolumne Meadows. Unas alfombras de césped nos recibió, con un telón de fondo de montañas nevadas muy propicias para una postal. Aquí se podían realizar gran cantidad de rutas de senderismo. Aprovechamos para hacer un pequeño picnic y estirar las piernas dando un bonito paseo.

Tuolumne Meadows
Tuolumne Meadows

De vuelta al coche, nos dirigimos al siguiente punto, el mirador de Olmsted Point. Desde aquí, se puede ver gran parte del valle, subidos en una gran roca desgastada por glaciares, tuvimos la vista del Half Dome, una montaña rocosa partida por la mitad con una ladera totalmente vertical. Sin lugar a dudas unas de las mejores vistas del Yosemite.

Olmsted Point
Vista panorámica

Seguimos nuestra ruta, en coche nos dirigimos a nuestro alojamiento en Yosemite. Teníamos reservado una tienda en el campamento Curry Villageubicado en la sombra del espectacular Glacier Point y Half Dome. Desde allí se puede realizar numerosas actividades; excursiones guiadas a pie, clases de escalada, alquiler de bicis y algo muy importante para el calor del parque, una piscina exterior que pudimos disfrutar. Aunque para disfrute, la imagen del Gran Capitán antes de llegar al Village.

El Gran Capitán

Una vez realizado el Checking, dejamos el coche en el aparcamiento del campamento. Antes de alojarnos, nos entregaron unas clases de reglas. No debíamos dejar nada de comida en el coche ya que en el parque, habitaban osos y podían destrozar el coche. Vimos vídeos y fotografías de lo que podían hacer y nos convencieron. Al llegar a nuestra tienda, la número 471, observamos que había una gran caja metálica en la entrada a prueba de osos con un gran candado. Aquí debíamos dejar la comida y todo producto que desprendiera olor, cuando nos fuéramos a dormir, por la visita de los osos. Dentro teníamos una cama para cada uno y luz eléctrica. Nos instalamos y fuimos a cenar, en el campamento hay varios sitios para comer, nosotros elegimos cenar pizza, nos dieron un artilugio con un numero y nos dijeron que ese aparato, nos avisaría cuando ya tuviéramos la pizza. Efectivamente, empezó a sonar y fuimos a recogerla. Una gran cena rodeados de un marco incomparable.

Al día siguiente, aún con vida, nos levantamos y nos fuimos a probar la piscina. Como nuevos, nos dirigimos al coche para proseguir la ruta. Nuestro próximo destino, el Glacier Point. Después de un viaje en coche lleno de curvas llegamos al parking de Glaciar point. Allí encontramos una tienda de recuerdos y unos lavabos públicos. Desde allí, un Ranger y un guardia forestal nos indicaron una pequeña ruta a pie de unos 300 metros hacía el mirador, también otros senderos que llevan desde las cercanías de ese lugar hasta otros puntos panorámicos espectaculares del valle. Una vez en el mirador, experimentamos otra de las mejores vistas del valle, con el Half Dome, el valle y la Cascada Yosemite enfrente.

Glacier Point
Glacier Point
Ranger y Forestal

Regresamos al coche y comenzamos a descender. Nuestra siguiente parada fue para mi, el mejor mirador del valle, justo al cruzar un túnel llegamos a Tunnel View. Esta es la clásica y más conocida imagen de Yosemite, con vistas del Gran Capitán, el Half Dome y gran parte del vallle.

Tunnel View

Muy cerca de allí, fuimos a visitar las Bridalveil Falls, unas cataratas no muy altas. Subimos unos 800 metros de escalones y al llegar, nos dejó con un poco mal de gusto, casi no caía agua. Así que, decidimos regresar a nuestro alojamiento y refrescarnos los pies en el río, a la orilla del Gran Capitán.

Localización


Información práctica

  • Para más información sobre el parque contacte a Yosemite National Park: P.O. Box 577, Yosemite, CA, 95389, www.nps.gov/yose
  • Nuestro alojamiento en Yosemite fue en el Curry Village, en pleno valle. Hay varias web donde puedes reservar tu alojamiento, pero tienes que darte prisa ya que, rápidamente se agotan. Recomendamos este alojamiento si quieres vivir una buena experiencia en plena naturaleza.
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).