Paseo por el casco histórico de Burgos


Esta pequeña y hermosa ciudad es mucho más que su magnífica catedral, declarada Patrimonio de la Humanidad, su gastronomía, donde resalta su riquísima morcilla de arroz y su frío en épocas no estivales. Burgos nos ofrece un bello casco histórico que ahora, pretendemos explicaros a modo de un agradable paseo.

Llegamos temprano a la ciudad, dejamos el coche bien aparcado y nos dirigimos al centro de la ciudad por el precioso Paseo del Espolón, un paseo con árboles plataneros y ajardinado. Las ramas de estos arboles se van entrelazando, formando una imagen idílica a la orilla del río Arlanzón. Pasamos por la sede de la Diputación Provincial, el Teatro Principal y la casa del Consulado del Mar hasta llegar a la entrada del casco antiguo, el Arco de Santa María. En su día, existieron 12 entradas a la ciudad antigua, hoy en día, ésta es una de las pocas que se conservan. Conserva unas excelentes estatuas que representan al emperador Carlos V rodeado de las figuras más importantes de la historia de la ciudad. Se puede visitar su interior donde, existen varias exposiciones. Antes de entrar por el arco, miramos  a nuestras espaldas donde encontramos el puente de Santa María, un precioso puente peatonal que conducía a la antigua ciudad amurallada.

Pasamos por debajo del arco y nos paramos justo debajo, a un lado estaban situados unos músicos que nos deleitaban con sus melodías. aprovechamos para escucharlos y así huir un poco del sol, que empezaba a apretar. Cruzamos el arco y llegamos a la Plaza Rey San Fernando. allí nos recibió la Catedral, la imagen y el mayor atractivo de la ciudad. Declarada Patrimonio de la Humanidad esta dedicado a la Virgen María, este templo gótico goza de una belleza extrema,

Entramos en la catedral y nos impresionó su gran altura interior. Paseando por su interior fuimos descubriendo todos sus atractivos, la escalera dorada de Diego de Siloé, la Capilla del Condestable, el cimborrio de Juan de Colonia, la tumba del Cid Campeador y su esposa Jimena,  el Santísimo Cristo de Burgos, el retablo de Gil de Siloé y en lo alto, el Papamoscas, una figura situada en la pared de la catedral que marca las horas abriendo y cerrando su boca mientras hace sonar la campana, eso sí, solo en las horas en punto.

Salimos de la catedral y nos recibió un sol abrazador, con lo bien que se estaba dentro del templo…. Decidimos coger el tren turístico “Chu-Chú” para ver los alrededores y a la vez, descansar un poco. Existían varios recorridos, nosotros elegimos el del Mirador del Castillo y Las Huelgas que nos llevaría unos 40 minutos. Iniciamos en la plaza del Rey San Fernando, recorrimos calles principales del casco antiguo como Nuño Rasura, Santa Águeda o Fernán González y  atracciones como la iglesia de Santa Águeda, las murallas, el solar del Cid o el castillo de Burgos. Mientras tanto, una voz en off, nos iba relatando la historia de la ciudad. Antes de llegar al castillo, en lo alto del cerro San Miguel, nos hicieron una parada en el mirador del castillo, allí pudimos bajar y ver toda la panorámica de la ciudad.

Acabamos el recorrido y nos fuimos a comer. Nos habían recomendado disfrutar de sus bares de tapeo, nos decidimos por uno cerca de la catedral, con una buena terraza y vistas al templo gótico, disfrutamos de su gastronomía y comimos sus magníficas tapas de morcilla de arroz, entre otras cosas.

Una vez llenos, nos decidimos a recorrer, dando un agradable paseo, el casco antiguo, esta vez a pie. Nos hicimos fotos en bonitas estatuas que íbamos encontrando y nos sentamos en una terraza a tomarnos un café en la colorida plaza mayor, justo antes de volver al coche y dar por terminada nuestra visita a esta monumental ciudad.

 

Consejos e información práctica

  • Plano:
  • En el Arco de Santa María (Plaza del Rey San Fernando, 1), a menudo hay exposiciones interesantes, el acceso es gratuito y su horarios es de laborables de 11.00h a 14h  y de 17h a 21.00h, domingos de 11.00h a 14h, Los lunes y festivos esta cerrado.
  • La Catedral de Burgos tiene una tarifa de 7 euros y tienes derecho a la visita completa de todas las estancias con audioguía incluida. Los martes por la tarde de 16.30 h a 18.30 h (en invierno de 16.30 h a 18.00 h) la entrada es gratuita.
  • El tren turístico Chu-Chu se encuentra en la plaza Rey San Fernando, su tarifa es de billete adulto : 4,60 €, billete niño (4-13 años) : 3,40 € y niños de 0 a 3 años gratis. A elegir entre dos circuitos diferentesEl del Mirador del Castillo y Las Huelgas (11:00 y 15:00 h) o El Monumental, recorriendo sus 30 monumentos. En verano se realiza un recorrido nocturno, Ruta de la Luz (60 minutos aprox.) con mas de 30 monumentos iluminados y Plazas limitadas. 
  • Donde comer? Casa Ojeda (Calle Vitoria, 5), Casa Pancho (Calle San Lorenzo, 13-15), El fogón de Jesusón (Calle la Chopera s/n) o Cervecería el morito  (C/Diego procesos nº 1).

Acerca de Somos4porelmundo

Quienes Somos?? Pues somos cuatro monstruos de Viladecans, en la provincia de Barcelona. Nos encanta viajar, disfrutar de los lugares, de la gente y descubrir los secretos que esconde EL MUNDO.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *