Salò es un municipio italiano a los pies del lago de Garda de unos 10.000 habitantes. Durante el periodo de dominación veneta (1423-1796), Salò fué capital de un vasto territorio el cual, en la segunda parte, asumió el nombre de Magnifica Patria. Aquí mandaba un Rector que gobernaba todo el territorio con la potestad también de administrar la justicia.

Nosotros llegamos después de comer y decidimos pasear por la orilla del lago y adentrarnos por su casco antiguo. Esta vez la peque estaba cansada y no quería andar mucho, así que cogimos su cochecito y empezamos la visita.

Saló es una importante localidad turística, así que nada mas llegar pudimos ver multitud de restaurantes a orillas del Lago di Garda, dispuestos a lo largo del bello paseo. Cuando cae la noche, esta zona se convierte en un hervidero de gente que se reúnen para tomarse unas copas.


Protegida por sus colinas con los cipreses y los olivos, esta ciudad rebosa historia, lo fuimos comprobando al adentrarnos a su aldea medieval. Caminábamos paralelo a la orilla del lago, dentro de la villa, erigida en el S. XI y reforzadas en el S. XV cuando la ciudad se convirtió en el centro administrativo de la Magnifica Patria. 

Un casco antiguo muy bien conservado, unas murallas medievales, que se pueden observar pequeños restos, fueron alterados y reforzados por Beatriz de la Scala en el S. XV. Al igual que sus dos puertas de la ciudad.


Saló tiene un gran patrimonio histórico, lo pudimos comprobar al recorrer sus callejuelas. Pudimos visitar el Palacio del Podestà y el Duomo, dedicado a Santa María Annunziata, el Duomo mas grande de todo el lagoJustamente en la Plaza del Duomo, nos encanto el helado, cien por cien natural y ecológico en la Casa del Dolce.

Esta ciudad fue capital de facto de la República Social Fascista de Saló desde 1943 hasta 1945, creado por Benito Mussolini. 

Destacan también sus villas, hoy en día residencias privadas, Villa Simonini (Hotel Lurin) en estilo moderno, acogía el ministerio de los asuntos exteriores, presidido por MussoliniVilla Amadei y el Palacio de la Cruz Roja italiana acogían el ministerio de la cultura popular; y Casa del Fascio (Bar Italia).


Localización


Información práctica

  • Lugar ideal para caminar, ya que es plana y fácil de recorrer. También se pueden alquilar barcas para dar una agradable paseo por el lago.
  • Teníamos nuestro cuartel general en la Residence S. Rocco. Un sitio muy agradable con una gran piscina que aprovechábamos al final de cada jornada y ademas, muy próximo al lago Di Garda.