La ruta del Cares, también conocida como la Garganta Divina, está dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa y une, a lo largo de doce kilómetros, las localidades de Caín (León) Poncebos (Asturias). 

Nosotros dejamos en coche aparcado en Poncebos, muy cerca del principio de la ruta. Cuanto más temprano llegues mas cerca podrás dejar el coche, eso sí, aparcamiento gratuito.

A partir de aquí el camino coge una cierta inclinación hacía arriba, no dejaremos de subir hasta llegar a la zona de los Collaos.

Las vistas de la ruta son impresionantes donde, iremos cruzando el extraordinario desfiladero del río Cares. En seguida, nos encontramos con cabras montesas, en todo el recorrido nos las vamos encontrando. Hay que tener cuidado con ellas ya que, están acostumbradas a que la gente le de comida y no tienen reparo para abalanzarse sobre ti en busca de su premio.

La ruta transcurre por un camino bien marcado, pero hay que tener cuidado si se realiza con niños, tienen que ir por la parte interior del camino y que no se acerquen demasiado a los extremos, ya que la caída sería grande. Por lo demás, es un camino sin dificultad. El único inconveniente es que no hay escapatorias intermedias, todo lo que recorras de ruta hacía delante, lo tendrás que realizar de vuelta por el mismo sitio.

Llegamos a la zona de los Collaos, el punto de máxima altura en el recorrido de la ruta. Aprovechamos para hacer una parada, comer un bocadillo e hidratarnos bien. Desde allí observamos la ruta, ahora era de pendiente hacia abajo, con una anchura que no llegaba a los dos metros. Su diseño fue realizado en base a que pudiera circular un carro.

A lo largo del recorrido, nos acompaña el canal de la central hidroeléctrica, a veces escavada en la misma roca. Es impresionante avanzar y observar a ambos lados las grandes montañas de más de 2000 metros de altura.

Seguimos caminando y pasamos por zonas donde la montaña se arqueaba haciendo una media luna por donde cruzábamos. Otras zonas del recorrido donde el camino hacía una herradura pudiendo sacar una instantánea con los dos extremos.

Si se hace la ruta con niños, depende de las edades, se tiene tener en cuenta que es bastante larga. Nosotros después de unos seis kilómetros, decidimos darnos la vuelta y regresar, los peques no aguantarían y acabarían derrotados.

Nos quedaron los puentes colgantes que atraviesan el río, más cercanos a Caín. Allí se aprecia bastante la altura del desfiladero. Pero tenemos que decir que este lado del camino, no nos decepcionó en absoluto y disfrutamos del impresionante paisaje. Volveremos cuando sean más grandes para recorrerlo entero!!

 

Localización

Información práctica

  • Llevar buen calzado, ideal botas de trekking por las piedras del camino. Si sufres de vértigos es aconsejable NO realizar la ruta.
  • Llevar agua para hidratarse, sobretodo en verano, si hace sol, gorra, crema solar y agua no os deben faltar.
  • Para comer después de la ruta nosotros paramos al principio de la ruta en Poncebos, en el restaurante Garganta de Cares.

  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

  • Nuestro alojamiento para esta visita a Asturias, fue el Camping Ribadesella, os dejamos un pequeño vídeo para que os hagáis una idea.