La Cueva de Tito Bustillo, descubierta en 1968, contiene uno de los mejores conjuntos de arte paleolítico de Europa. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, fue descubierta cuando miembros del grupo de montaña Torreblanca junto con dos jóvenes riosellanos descendieron por una pequeña sima (Pozu’l Ramu).

Llegamos antes de las 11 de la mañana y aparcamos justo al frente del centro. Teníamos hora reservada para visitar la cueva. Registramos la entrada y nos dirigimos hacia la entrada, ésta se hallaba unos metros mas hacia la izquierdo del edificio del Centro de Arte Rupestre.

Una vez reunidos el grupo que íbamos a visitarla, a la hora justa, pudimos entrar en la cueva. Unas grandes puertas transparentes se abrieron y comenzamos nuestra visita.

Como decíamos antes, la cueva fue descubierta por miembros del grupo de montaña Torreblanca junto con dos jóvenes riosellanos. Entre ellos se encontraba Celestino Bustillo Tito Bustillo, que días después fallecía en un accidente de montaña. En su honor pusieron su nombre a la cueva. Durante su incursión descubrieron dos de los conjuntos artísticos más importantes, el Camarín de las Vulvas y el Panel Principal.

Entramos ordenadamente y la guía nos explicó rápidamente las normas. Después de unos metros nos abrió otras puertas que, una vez dentro, las cerró para conservar la temperatura. Dentro de la cueva hace una temperatura que ronda los 13 grados y la visita tiene una duración de cerca de una hora.

Básicamente se trata de la introducción en la cueva, muy bien acondicionada, casi en linea recta durante 800 metros hasta la gran joya del descubrimiento, la sala del Panel Principal.

El inventario tradicional reconocía cerca de un centenar de representaciones, en las que predominaban los animales frente a los signos: 30 cérvidos, 13 caballos, 9 renos, 5 cabras, 4 bisontes, 1 uro, 2 animales indeterminados, 17 signos y 10 líneas de difícil interpretación.

Después de la visita, regresamos al centro para descubrir su exposición permanente. En 2011 se crea  el Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo, que permite al visitante conocer mejor la historia de la cueva. En su exposición permanente pudimos conocer cuándo se produjo el descubrimiento de la cueva, su valor geológico, quiénes la habitaron y cómo son las muestras de arte rupestre que conserva en su interior.

 

Localización

Información práctica

  • La visita está restringida a un número máximo de 15 personas por pase, por lo que es imprescindible realizar compra previa de la entrada.
  • La edad mínima para acceder a la Cueva es de 7 años y son exclusivamente guiadas en castellano. Se desaconseja la visita a personas con dificultades de visión o movilidad.
  • La compra de la entrada Visita Centro de Arte Rupestre no incluye la entrada a la Cueva de Tito Bustillo.
  • No está permitido hacer fotografías ni filmaciones en el interior de la cueva de Tito Bustillo, pero si en el Centro de Arte Rupestre, donde además se pueden contratar servicios de visitas guiadas, talleres y actividades especiales. Allí podremos encontrar su tienda, terraza mirador, un área de consulta, la sala de exposiciones temporales y la sala polivalente.
  • Venta anticipada de entradas: www.centrotitobustillo.com
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

  • Nuestro alojamiento para esta visita a Asturias, fue el Camping Ribadesella, os dejamos un pequeño vídeo para que os hagáis una idea.