Categoría: Visita Página 1 de 6

La Cuevona de Cuevas del Agua

La Cuevona es una cavidad natural muy cerca del pueblo Cuevas del Agua, del cual recibe su nombre. Ésta es una de las pocas cavidades, que se pueden atravesar en coche. Nosotros para corroborarlo, decidimos atravesar la con nuestro coche. Pero no una vez, sino dos veces, ida y vuelta.

En este monumento natural, la carretera se introduce dentro de la montaña, acompañada en su recorrido por un pequeño arroyo llamado Cuevas y desde siempre ha sido el único acceso a la aldea de Cuevas del Agua.

Esta situada muy cerquita de Ribadesella, a apenas 7 kilómetros. Para poder llegar, cogimos la carretera RS-2 durante 3 Kilómetros y luego la RS-3. Al llegar, encontramos un pequeño parking a la entrada de la Cuevona. Como estaba repleta de coches, decidimos adentrarnos en coche con mucho cuidado.

Circulamos por su interior, a una velocidad muy baja, ya que es una carretera estrecha y con algunos puntos de iluminación. Además, podemos encontrarnos con otro coche en dirección contraria y sobretodo, las personas que la visitan a pie.

La cueva es de formación kárstica, resaltan en su interior sus maravillosas formaciones por la precipitación de la caliza: estalactitas, estalagmitas, columnas, coladas…. Algunas de ellas con nombre propio: la lengua del diablo, las barbas de Santiago o las estalactitas de bandera. Su longitud total es de casi 300 metros.

La Cuevona, tiene su propia leyenda: ¨Por la zona habita el duende bromista Trasgu, con su borro rojo y una mano agujereada por la cual, hay que ponerle pequeños granos de linaza, para que se se caigan por el hoyo. Así se enfadará y se irá de casa¨.

Localización

Información práctica

  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

  • Nuestro alojamiento para esta visita a Asturias, fue el Camping Ribadesella, os dejamos un pequeño vídeo para que os hagáis una idea.

Cangas de Onis, la antigua capital del Reino de Asturias

Cangas de Onís fue la capital del Reino de Asturias. Aquí empezó la conquista cristiana sobre la Península, cuando apareció la figura de Don Pelayo contra los musulmanes en la Batalla de Covadonga (722).

Es una población pequeña pero muy acogedora, donde podemos encontrar empresas de aventuras que ofrecen al visitante la posibilidad de excursiones guiadas, piraguas, caballos, bicicletas, quads, barrancos….

Nosotros nos acercamos para coger el autocar que nos llevaría a los Lagos de Covadonga. Después de la excursión, aprovechamos la tarde para hacer una visita a esta agradable villa. Habíamos dejado el coche en el parking de la estación de autobuses, cruzamos el puente peatonal y entramos al centro de la ciudad. Cangas, posee el titulo de ciudad, otorgado por el rey Alfonso XIII en 1907 por ser sede de la corte entre los años 722 y 768.

Lo primero que encontramos fue la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Edificación parroquial de los años 60 con una hermosa fachada y un peculiar diseño. Resalta su campanario, el cual está compuesto por tres niveles escalonados con un total de nueve campanas, para terminar con un peculiar frontón triangular.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Continuamos hacia el Centro de Información del Parque Nacional donde, pudimos ver en el exterior, una bonita maqueta del Parque Nacional de los Picos de Europa. 

Dimos media vuelta y entramos en la calle peatonal y comercial de la ciudad. Cruzamos la Plaza del Mercado y seguimos por la calle San Pelayo. Allí nos detuvimos en un local a descansar y tomarnos un refrigerio. El casco urbano esta salpicado de Casonas-Palacios como, la más antigua, la de Soto Cortés del S.XVI.

Calle San Pelayo

La calle peatonal nos condujo a la gran atracción de la ciudad, el Puente Romano (el Puentón). Un puente de la edad media que separa los concejos de Cangas y de Parres, en cuyo centro cuelga una reproducción de la Cruz de la Victoria, emblema del Principado de Asturias. Se declaró Monumento Histórico Artístico en 1931.

El Puenton

Después de unas compras justo al lado del puente, cruzamos la carretera por la zona de la oficina de turismo. Entramos en un bonito parque y encontramos un horreo muy bien conservado, junto él, un bonito puente peatonal de madera.

Antes de regresar al coche y dar por finalizada nuestra visita a Cangas de Onis, encontramos la Capilla de la Santa Cruz. Erigida en el 737 por el Rey Favila para dar culto a la Cruz de la Victoria, símbolo del milagro de Covadonga, y sobre un Dolmen visible en su interior. Declarada Monumento Histórico Artístico.

Capilla de la Santa Cruz

Localización

Información práctica

  • Plano

  • La Capilla de Santa Cruz se puede visitar. Es recomendable solicitar información en la oficina de turismo de Cangas de Onís. Ésta se encuentra en la Avda. de Covadonga 1, en la Casa Riera, enfrente del Puente Romano
  • Desde Cangas de Onis salen los autocares que te llevan a los Lagos de Covadonga. El servicio esta vigente en Semana Santa, Puente de Mayo, verano (de finales de julio al 8 de septiembre), Puente de Octubre y Puente de Diciembre. Para más información esta su web.

  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

  • Nuestro alojamiento para esta visita a Asturias, fue el Camping Ribadesella, os dejamos un pequeño vídeo para que os hagáis una idea.

Visita a la Basílica y Santuario de Covadonga

Camino de los Lagos de Covadonga, en los Picos de Europa, se encuentra el Real Sitio de Covadonga, donde se incluye dos grandes atracciones de Asturias: la Santa cueva, con una pequeña capilla en su interior y la Basílica de Covadonga.

En el complejo, además de estas dos atracciones, podemos encontrar algunos edificios eclesiásticos y diversos establecimientos hosteleros. Sus orígenes están unidos a la Batalla de Covadonga, supuso el comienzo de la independencia asturiana, que luego cuajaría en el proceso de reconquista por parte de Don Pelayo. Según la leyenda, se le apareció la Virgen de Covadonga, que le guió hacia una victoria que parecía imposible.

Basílica de Covadonga

Bajamos del autocar en este punto, después de visitar los Lagos de Covadonga. Podíamos ver en lo alto, la magnifica Basílica. Cruzamos la carretera y antes de acercarnos a verla, nos sentamos a comernos unos bocadillos.

Con el estomago lleno, nos fuimos acercando, siempre por un camino ascendente. El primero que nos recibió, fue un gran león de piedra acostado, muy cerca, unas flores adornaban la visión. Miramos hacía arriba y detrás de una empinada escalera, localizamos la Santa Cueva.

Santuario de Covadonga

Excavada en la roca, la Santa Cueva esta situada encima de una cascada de agua y en su interior hay una pequeña capilla donde habita, la patrona de Asturias (la Santina) desde hace más de 1.300 años. Se comenta que este fue el lugar donde se escondió Don Pelayo y donde se le apareció la virgen. Bajo la Santa Cueva, en la cascada se sitúa la llamada Fuente del Matrimonio, a la que se atribuye la capacidad de propiciar el matrimonio a las jóvenes casaderas que beben de todos sus surtidores.

Santa Cueva, Fuente del Matrimonio y Escalera de las Promesas

Subimos las escaleras y encontramos la pequeña capilla, con la virgen de Covadonga. Allí mismo, encontramos una tumba y en su lápida rezaba: “Aquí yace el rey Don Pelayo, electo el año de 716 que en esta milagrosa cueva comenzó la restauración de España. Vencidos los moros falleció en el año 737, y le acompaña su mujer y hermana“. La cueva se comunica con el exterior por medio de la llamada Escalera de las promesas, y por el túnel artificial abierto en 1901.

Atravesamos la cueva por el túnel artificial y encontramos una gran cantidad de velas de colores. Nos paramos a encender una, como hicieran los peregrinos. Al salir, nos recibió una gran explanada y una monumental campana conocida como La Campanona, con una altura de tres metros de altura y cuatro toneladas de peso, fue ganadora de una medalla de oro en la Exposición Universal de Paris de 1901.

Ofrenda de los peregrinos

Al salir de la cueva, encontramos unos edificios cercanos, un Museo y la Casa de Ejercicios, pero a nosotros solo nos interesó uno, la Basílica de Covadonga. El templo fue ideado por Roberto Frasinelli y construido, íntegramente en piedra caliza rosa de la misma montaña de Covadonga, entre 1877 y 1901 por el arquitecto Federico Aparici y Soriano. 

Justo al lado, presidiendo la Basílica, la estatua a Don Pelayo, realizada en bronce en 1964 de manos de Eduardo Zaragoza. En su pedestal una inscripción: “Nuestra esperanza está en cristo. Este pequeño monte será la salvación de España. Crónica de Alfonso III”. Antes de entrar en el templo, nos hicimos unas fotos con el. Ya, una vez dentro, pudimos observar la amplitud del templo donde estaban realizando una misa.

 

Localización

Información práctica

  • Plano

  • El santuario está abierto todo el día y la entrada es gratuita.
  • En el Museo, los visitantes podrán ver y conocer la historia de este histórico Santuario desde la legendaria batalla con la que dio comienzo la Reconquista, iniciada por Don Pelayo (Fundador de la Monarquía), así como también las distintas transformaciones que ha sufrido a lo largo de su historia. Abre todos los días de 10:30 h. a 14:00 h. y de 16:00 h. a 19:30h. Su tarifa es de 2,5€ los adultos y 1€ los niños.
  • Para llegar, desde Cangas de Onís, tomar la AS-114 durante unos 2,5km, al llegar la rotonda tomar la AS-262 que asciende hasta la basílica. El camino está indicado.
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

  • Nuestro alojamiento para esta visita a Asturias, fue el Camping Ribadesella, os dejamos un pequeño vídeo para que os hagáis una idea.

Visita a Gulpiyuri, una playa sin mar.

Gulpiyuri es una playa que no dispone de conexión visible con el mar. Situada al norte del pueblo de Naves, en las cercanías de la población asturiana de Llanes, fue declarada Monumento Natural el 26 de diciembre de 2001.

La playa, recibe el agua marina a través de un grieta subterránea. El subsuelo está plagado de cavidades producidas por el efecto erosivo del mar sobre la roca. Se formó cuando el mar creó una cueva hacia el interior del acantilado y cuando el fondo de esa cueva se hundió, quedó lo que vemos actualmente. Rodeada de verdes prados, sobresale al no llegar a los 50 metros de longitudRegistra un fenómeno denominado desagüe cuando comienza la bajamar.

Es imposible llegar en coche hasta la misma playa. Por eso, nada más dejar la autovía llegamos al parking, dejamos el coche y seguimos a pie por un camino de tierra. Caminamos entre verde vegetación unos 200 metros sin observar a lo lejos ninguna playa. De repente, encontramos una depresión del terreno donde encontramos la playa de Gulpiyuri (círculo de agua).

Los primeros que quisieron meterse, fueron los peques. Nos quitamos el calzado y probamos la temperatura del agua. CONGELADA!!! agua helada. Pero a los peques no les importó nada, aunque tardaron un poco en mojarse por completo, acabaron dándose un baño.

Ésta, no es una playa para estarse horas y horas tomando el sol, ni con palas y cubos jugando con la arena. Es una playa especial para descubrir, disfrutar, refrescarse y contemplar un rato.

Tuvimos suerte y no tuvimos mucha acumulación de gente, también era temprano. Cuando nos fuimos ya veíamos como a la playa iba acudiendo bastante gente, además, estando allí observándola, pudimos ver una nutria subiendo por las rocas de la espectacular playa.

 

Localización

Información práctica

  • Gulpiyuri no dispone de ningún servicio y no es accesible, ya que está rodeada de prados con una mayor altitud.
  • Para llegar allí, se coge la Autovía del Cantábrico hasta la salida 313 ( Naves / Villahormes / Hontoria).
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

  • Nuestro alojamiento para esta visita a Asturias, fue el Camping Ribadesella, os dejamos un pequeño vídeo para que os hagáis una idea.

 

Página 1 de 6

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén