La Cuevona es una cavidad natural muy cerca del pueblo Cuevas del Agua, del cual recibe su nombre. Ésta es una de las pocas cavidades, que se pueden atravesar en coche. Nosotros para corroborarlo, decidimos atravesar la con nuestro coche. Pero no una vez, sino dos veces, ida y vuelta.

En este monumento natural, la carretera se introduce dentro de la montaña, acompañada en su recorrido por un pequeño arroyo llamado Cuevas y desde siempre ha sido el único acceso a la aldea de Cuevas del Agua.

Esta situada muy cerquita de Ribadesella, a apenas 7 kilómetros. Para poder llegar, cogimos la carretera RS-2 durante 3 Kilómetros y luego la RS-3. Al llegar, encontramos un pequeño parking a la entrada de la Cuevona. Como estaba repleta de coches, decidimos adentrarnos en coche con mucho cuidado.

Circulamos por su interior, a una velocidad muy baja, ya que es una carretera estrecha y con algunos puntos de iluminación. Además, podemos encontrarnos con otro coche en dirección contraria y sobretodo, las personas que la visitan a pie.

La cueva es de formación kárstica, resaltan en su interior sus maravillosas formaciones por la precipitación de la caliza: estalactitas, estalagmitas, columnas, coladas…. Algunas de ellas con nombre propio: la lengua del diablo, las barbas de Santiago o las estalactitas de bandera. Su longitud total es de casi 300 metros.

La Cuevona, tiene su propia leyenda: ¨Por la zona habita el duende bromista Trasgu, con su borro rojo y una mano agujereada por la cual, hay que ponerle pequeños granos de linaza, para que se se caigan por el hoyo. Así se enfadará y se irá de casa¨.

Localización

Información práctica

  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

  • Nuestro alojamiento para esta visita a Asturias, fue el Camping Ribadesella, os dejamos un pequeño vídeo para que os hagáis una idea.