Etiqueta: USA

El Grand Canyon del Colorado

Esa noche habíamos dormido en Williams, un pueblo a menos de una hora de la entrada al Grand Canyon. El hotel que elegimos para descansar fue el Howard Johnson Williams.

56396454

Salimos del hotel aun de noche, queríamos llegar al Grand Canyon antes de la salida del sol. No tuvimos problemas en llegar, aparcamos el coche cerca del mirador, nos abrigamos bien y nos dirigimos a unas pequeñas gradas en el mirador Mather point.

Mientras esperábamos, venían mas personas para ver el amanecer, algunas incluso en pijama abrigadas con una manta recién salidas de la cama del Hotel.

Fue un espectáculo inolvidable, al subir el sol, cada vez iban apareciendo colores diferentes en la rocas, los tonos negros y oscuros se convertían en rojizos y anaranjados, ofreciendo un recuerdo inolvidable.

Después de la salida del sol, nos montamos en el coche y nos desplazamos hacia el este del cañon. Íbamos recorrer la Hermits Rest Route. Como la mayoría de gente visitábamos el extremo sur del cañon, según el tiempo que tienes para visitarlo, se puede uno entretener mas o menos. Al llegar temprano, nos daba tiempo de visitar bastantes cosas.

Durante la route puedes coger un autobús e ir bajando y subiendo en diferentes puntos, nosotros lo cogimos hasta el final de la route y decidimos ir volviendo paseando por el borde del cañón y disfrutar de sus maravillosas vistas.

Bonitas vistas y poca gente por el camino, buena opción de levantarse temprano, así te salvabas de las aglomeraciones de gente y te servían para poder distraerte de esta vistosa y escarpada garganta excavada por el río Colorado, asomados a los miradores que dejábamos por el camino. El río de Colorado, que talló al Gran Cañón, describe su curso unos 4,921 pies (1,500 m) debajo del extremo sur. Debido a la profundidad del Gran Cañón, el río sólo puede ser visto desde algunos puntos panorámicos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Llegamos donde teníamos el coche, decidimos ir a visitar la zona oeste donde había un vieja torre de vigilancia, la Desert View Watchtower. Una estructura de piedra de 21m de altura creada en 1932 por Mary Colter.

Consejos e información práctica

  • Plano

  • Para dormir os dejamos el hotel donde estuvimos alojados el Howard Johnson Williams (511 Grand Canyon Blvd, Williams, AZ 86046)
  • La entrada al parque viene en dos tafifas: por el acceso de un coche con todos sus ocupantes debes pagar 25 dólares (2015), y sirve para 7 días. La entrada individual de una persona cuesta 12 dólares.
  • Para recorrer el parque hay autobuses gratuitos que hacen varios recorridos por las distintas zonas del parque nacional, con una frecuencia de cada 8-15 minutos.
  • Si lo que quieres es ver el Cañón desde el aire existen  excursiones en helicóptero para sobrevolarlo, con distintas ofertas.
  • En el Centro de visitantes Sur puedes ver un  documental IMAX de National Geographic, con una duración de unos 35 minutos. Con una tarifa (2015) de adultos 13,59 dólares; niños de 6 a 10 años 10,33 dólares y seniors, 12,50 euros. Los niños menores de 6 años tienen entradas gratis.
  • Se pueden contratar diversas actividades, como senderismo bajando hacia el rio, andando o en mula y hacer rafting.
  • Información de contacto:
    Grand Canyon National Park
    P.O. Box 129
    Grand Canyon, AZ 86023
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

  • Localización

Los Angeles, un paseo de pelicula

Para llegar a Los Angeles decidimos alquilar un Ford Mustand descapotable azul y recorrer la costa para hacerle un rodaje en condiciones. Salimos de San Francisco y recorrimos la carretera que hay paralela a la costa del Pacifico.

El Big Sur deriva de la denominación original española “el sur grande” o “el país grande del sur”, que hace referencia a su localización al sur de la Península de Monterey. Con unas vistas impresionantes de la costa americana e ideal para hacer fotos si al contrario que a nosotros os hace un buen día. Nos encontramos casi todo el viaje con una niebla que nos impidió ver gran parte del recorrido…

La entrada a Los Angeles fue un poco caótica por el tráfico, se nota que es una de las ciudades mas poblada de EEUU, a veces hasta seis carriles e íbamos en caravana.

Por fin llegamos a nuestro destino, el hotel Hollywood City InnEl hotel cuenta con lo justo para una estancia en Los Angeles, tiene desayuno y estacionamiento incluido lo cual es muy importante en esta ciudad. Las habitaciones son cómodas, amplias, el baño limpio. No se escuchan ruidos y las camas son cómodas. Teniendo en cuenta que el LA todo queda lejos tiene una muy buena ubicación, ya que se llega fácilmente a todos lados. Una vez instalados salimos a buscar la cena y regresamos al hotel, estábamos reventados del viaje.

1135824_20_z

Hollywood City Inn

Nos levantamos temprano y cogimos el Mustang, teníamos muchas cosas que hacer. Nuestra primera parada era poder ver bien las famosas letras de Hollywood, tenia apuntado varias coordenadas para verlas y llegamos bastante rápido a una zona donde acababan las casas y empezaba un tramo de tierra. Allí dejamos el Mustang aparcado y solo tuvimos que bajarnos y hacernos las fotos de rigor. Como era tan temprano no había nadie y pudimos disfrutarlas tranquilamente.

Nos pusimos en marcha y la siguiente parada fue la zona de los ricos. Beverly hills es famosa por las grandes mansiones que acoge y por ser el hogar de los ricos y famosos a la par que de grandes estrellas del cine y la música.

Cartel de entrada

Tuvimos suerte y aparcamos muy cerca de Rodeo Drive, conocida como un distrito donde pueden verse las boutiques y tiendas más caras del mundo. Acerca del nombre existen dos posturas: una de ellas, sostiene que el nombre Rodeo se debe a que antes de los años 50 el centro de flores que divide la calle era una línea de carrozas de caballos. Otra postura, más verosímil, atribuye el nombre a una derivación del Rancho Rodeo de las Aguas, antigua hacienda española a la que perteneció el sector luego conocido como Beverly Hills. Pero el área se modernizó en los años 70. Ahora existen tiendas de lujo sobre todo en Rodeo Drive. Al final de la calle encontramos el hotel donde se rodó la película Pretty Woman, donde, nos hicimos alguna foto…

Ya se aproximaba la hora de apertura del parque y como teníamos las entradas imprimidas de internet nos pusimos en marcha para visitar THE UNIVERSAL STUDIOS HOLLYWOOD. Que os vamos a contar del parque, un parque de película que se les esta quedando pequeño para la gran cantidad de gente que va a verlo. Planificado en dos plantas, las atracciones muy juntas aprovechando el espacio.

Universal Studios

Volvimos al hotel después de un día largo y entretenido, llegamos reventados y muy cansados. A la mañana siguiente nos levantamos sin prisa, desayunamos donuts y pastas del hotel y ya que el hotel estaba bastante cerca, nos fuimos caminando hacia el paseo de la fama (Walk of Fame).  Una acera a lo largo de Hollywood Boulevard y Vine Street en cuyo suelo están colocadas más de 2.000 estrellas de 5 puntas con los nombres de celebridades a las cuales la Cámara de comercio de Hollywood honra por su contribución a la industria del entretenimiento. Cada estrella consiste de una pieza de terrazo en la que se enmarca una estrella de cinco puntas con fondo rosa y borde de bronce incrustado en un cuadrado de carbón. Dentro de la estrella rosa está el nombre de la persona homenajeada grabado en bronce, y debajo se encuentra un emblema redondo, también en bronce, indicando la categoría por la que a esa persona se le concedió la estrella.

 

Teatro chino Grauman

 

Cruzamos la acera y llegamosal famoso Teatro Kodak, donde cada año tiene lugar la entrega de los premios cinematográficos Oscar, al lado vimos el Teatro chino Grauman donde nos llamó  la atención su imponente fachada que emula una pagoda china. Su construcción en 1927 fue promovida por el actor Sid Grauman, y para la misma se importaron de China los objetos más peculiares, como campanas, pagodas, estatuas de piedra y otra numerosas piezas. Pero por lo que realmente es conocido mundialmente el Teatro Chino de Hollywood es porque enfrente del mismo encontramos la acera donde numerosas estrellas de Hollywood han ido dejando las huellas de sus manos y pies hundidas en el cemento. Esta costumbre empezó poco antes de que se inaugurara el teatro, pues fueron Mary Pickford y Douglas Fairbanks quienes en abril de 1927 protagonizaron la primera Ceremonia de la huellas de los pies, que es como se conoce el acto público durante el que los artistas plasman sus huellas en el cemento.

Por la tarde nos desplazamos al muelle de Santa Mónica, Santa Monica Pier es un área de entretenimiento, gracias a las atracciones de feria en el propia muelle, en el cual pudimos disfrutar de un gran ambiente. Junto al pequeño parque de atracciones conocido como Pacific Park, hay situados varios restaurantes que encuentras en el mismo embarcadero, como el perteneciente a la cadena Bubba Gump (conocido por la película Forrest Gump). En la playa de Santa Monica hay, tambiénun largo y animado paseo marítimo, conocido como Third Street Promenade, donde encuentras tiendas, cafeterías, cines, etc..

Allí en el muelle también se encuentra el final de la famosa ruta 66. No nos apeteció bañarnos porque  el agua del pacifico esta muy fría, incluso en verano. Pero si que pudimos ver las famosas casetas de los vigilantes de la playa…

Consejos e información práctica

 

  •  Para dormir les dejamos los dos hoteles donde estuvimos:

LAX SUITES  (11838 Aviation Boulevard, Inglewood) Hotel bastante barato que utilizamos ya que estaba cerca del aeropuerto y desde allí partíamos de ruta sin intención de visitar Los Ángeles. Cumple su cometido.

Hollywood City Inn (1615 North Western Avenue, Los Ángeles) El hotel tiene muy buena situación, cerca de Hollywood Blvd, y cuenta con parking gratuito que lo convierte en una muy buena opción calidad-precio.

  •  Para comer recomendamos varios restaurantes:

Eggslut  (317 S. Broadway, Los Angeles) restaurante angelino situado en el mercado de Grand Central, conocido por sus desayunos, donde todo gira en torno al huevo. Por 15 euros puedes pegarte un buen recital gastronómico.

In-N-Out Esta cadena de restaurantes de hamburguesas tienen fama de usar los mejores productos y es la favorita de los famosos de la ciudad.

Caffé Roma (350 N Cañon Dr, Beverly Hills) Para tomar algo en su terraza y comer comida italiana dentro. Para ser Beverly Hills no está mal el precio.

  • La oficina de turimo de Los Angeles Convention and Visitors Bureau esta situada en el 333 South Hope Street, 18th floor. teléfono: +1 213 624 7300.
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

  • Localización

San Francisco, ciudad abierta y cosmopolita.

Llegamos por carretera a San Francisco, fundada en 1776 por un fraile español y desarrollada gracias a la fiebre del oro. Hoy en día San Francisco cuenta con más de 800.000 habitantes y es uno de los destinos turísticos más importantes de los Estados Unidos.

Dia 1

Dejamos el coche de renting en su oficina ya que San Francisco tiene una amplia red de servicio publico e íbamos a desplazarnos en ellos.

Llegamos a nuestro hotel muy rápido ya que estaba muy cerca de la oficina donde dejamos el coche. Nos alojábamos en el San Francisco City Center Hostel, en una habitación privada, muy confortable y relativamente económica viendo los precios que hay por el centro, lo recomiendo a quien decida visitar la ciudad.

Una vez alojados decidimos dar una vuelta por los alrededores. Bajamos  y paseamos por la zona de Civic Center (la zona financiera) donde se movía bastante gente y donde vimos bastantes vagabundos. Buscábamos un sitio para comer y al final decidimos comer una hamburguesa cerca de allí.

Al salir, cogimos un autobús y nos dirigimos hacia Haight-Ashbury, a finales de 1960, Haight-Ashbury fue una de las zonas donde nació un movimiento bohemio; el de los idealistas hippies que practicaban una forma de vida en armonía con la naturaleza y fomentando los valores humanos. El barrio tiene casas con fachadas multicolores y un ambiente relajado, donde nuestra primera parada fue ver las famosas casas llamadas Painted ladies, casas de estilo victoriano y eduardiano pintadas en tres o más colores para embellecer sus detalles arquitectónicos que se hicieron famosas por salir en la famosa serie de televisión Padres Forzosos.

DSC_0284

Painted ladies

Haight Street

Ashbury street

Tras comernos una manzana continuamos nuestro paseo por Haight Street, visitando miles de tiendas de ropa “diferente”, comercios de artesanía y locales en los que escuchar música en directo. Si bien Haight-Ashbury se originó a partir de una corriente rebelde, hoy en día es un clásico que irradia paz y amor. Los edificios coloreados en tonos brillantes y los coloridos murales dejan claro el aire liberal que aquí se respira. Un barrio cuyos cafés y restaurantes se suman al movimiento orgánico y que le da la bienvenida tanto a hippies como a sobrevivientes en busca de monedas. Es un barrio que rinde homenaje al movimiento hippie: en sus calles encontrarás símbolos de la paz, pipas de agua y hierbas naturales. Esta zona es la ideal para aquellos que quieren experimentar diferentes aspectos de San Francisco en lugar de los lugares habituales para turistas. El barrio es muy tranquilo y disfrutamos mucho contemplando las hermosas casas llenas de personalidad de la zona.

Tras esta experiencia diferente nos fuimos a otro barrio totalmente diferente, la zona de Castro, considerado el epicentro gay de la ciudad, deja sus puertas abiertas sin restricciones, de par en par. Lo llamativo de sus encantadores bares y restaurantes, las vidrieras relucientes y los teatros históricos, reflejan con claridad la esencia entusiasta del barrio y sus imperturbables ganas de vivir. Este distrito es claramente reconocible por la profusión de banderas multicolores representativas de la comunidad gay y homosexual.

Paseamos por esa calle admirando las curiosas tiendas y los concurridos bares y nos paramos a tomar una Budweiser en Harvey’s y la celebramos a la salud de Harvey Milk, el alcalde no oficial de Castro. Nos pareció un barrio muy tranquilo y donde se mezclaban muchas etnias diferentes y curiosas como las que fuimos descubriendo mientras paseábamos.

Ya cansados se nos hizo la hora de cenar y bajamos a un sitio que tenia buenas referencia, el Lori’s Diner  era un sitio muy pintoresco al mas puro estilo americano años 50. Con muy buena calidad en la comida para desayunos, comidas o cenas. La atención de los camareros era muy buena. Cenamos bastante bien y al acabar paseamos hasta el hotel para bajar la comida.

 

Dia 2

Nos levantamos temprano y nos dirigimos a coger el tranvía mas turístico de la ciudad, alojado cerca del centro de visitantes, donde tiene lugar el cambio de dirección manual del Cable Car. Mientras esperábamos, tras una larga cola, veíamos como hacen los operarios para dar la vuelta al tranvía, como el tranvía se sitúa sobre un plato giratorio; entonces el operario baja, y empuja al tranvía desde uno de los estribos, girándolo para iniciar el trayecto en la dirección contraria a la que había traído.

Típico tranvia

Si hay algo que caracteriza San Francisco son sus calles impracticables repletas de empinadas cuestas. Situada entre Hyde y Leavenworth se encuentra Lombard Street, conocida como la calle más empinada de San Francisco. Para corroborarlo paramos en Lombard St. y disfrutamos de la famosas calle recreada en un sinfín de películas. La atracción principal de la calle es ver a los coches bajando por la calle como si se tratara de una montaña rusa.

Lombard Street

Después de hacernos unas fotos cogimos un autobús y nos dirigimos a ver el Golden Gate, que con 2,7 kilómetros de longitud y 227 metros de altura es uno de los puentes colgantes más largos y altos del mundo y, sobre todo, es el símbolo más querido y representativo de la ciudad de San Francisco.

El autobús nos dejo en el Golden Gate Bridge Pavilion donde pudimos ver fotos de la construcción, incluso varias maquetas y muchos datos de la construcción de este fantástico puente. Luego salimos a dar una vuelta por el puente. Estuvimos paseando unos cientos de metros pero como había niebla tuvimos que darnos la vuelta. Tienes que tener suerte para coger un día despejado y ver el puente en su totalidad, a nosotros nos toco verlo solo a medias.

Para terminar, nos tomamos algo en una pequeña cafetería, al lado de la parada del autobús de vuelta. Ya de vuelta paramos en Fisherman´s Wharf, la zona vieja del puerto de San Francisco, un lugar bastante turístico que aún conserva cierta autenticidad. Allí fuimos al Pier 39, el lugar más conocido de Fisherman’s Wharf. Allí se encuentra uno de los mayores atractivos para los visitantes, decenas de leones marinos retozan y toman el sol mientras emiten sus especiales gruñidos. En el Pier 39 encontramos gran cantidad de tiendas y restaurantes distribuidos en dos plantas. Nos gusto mucho toda la zona y nos quedamos por allí para comer.

Comimos lo más recomendable, unos cócteles de cangrejo que preparaban en uno de los puestos callejeros  que por el muelle había.

Después de comer, caminamos hacia el Pier  33 donde teníamos previsto coger un barco que nos llevaría a visitar una de la prisiones mas famosas del mundo, la isla de Alcatraz. Fue una isla solitaria durante miles de años hasta que fue convertida en un fuerte; durante la Guerra Civil se instalaron más de 100 cañones y 400 soldados de forma que la isla pasó a formar parte del plan de defensa de los Estados Unidos. En el año 1934, Alcatraz volvió a abrirse como penitenciaría federal, una prisión de máxima seguridad a la que trasladaron a los prisioneros considerados incorregibles y peligrosos. Algunos de los presos más conocidos eran Al Capone “Scarface”, George “Machine Gun” Kelly o Robert Straud “El hombre pájaro de Alcatraz”. La única huida de la prisión fue de Frank Morris, John Anglin y Clarence Anglin que hicieron un agujero en cada una de sus celdas y dejaron en las camas unas cabezas que habían fabricado con papel maché para que los guardias no notaran su ausencia. Aunque teóricamente lograron huir por el agua, se cree que murieron en las frías aguas del Pacífico. Nunca se encontraron sus cuerpos.

Una vez que desembarcas, te reúnen en patio para explicarte las normas y los alrededores. Luego te diriges a la entrada, gratuitamente, te dejan unos cascos con un reproductor para que vallas visitando la prisión, mientras te van narrando las dependencias y los sucesos que pasaban allí los propios reos de alcatraz. Sin lugar a dudas una experiencia inolvidable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una vez de vuelta al muelle decidimos coger el autobús y pararnos en el barrio de Chinatown,  es la segunda comunidad china más grande de los Estados Unidos, por detrás de la de Nueva York. Por extraño que pueda parecer, las típicas galletitas de la fortuna que dan en los restaurantes chinos no fueron inventadas en China; Las primeras galletas de la fortuna fueron horneadas por primera vez en San Francisco. Dimos una vuelta entrando en las típicas tiendas chinas y comprando algún que otro recuerdo hasta que llego la hora de cenar, ya que estábamos en China aprovechamos para comer en un restaurante no típico de la zona donde nos sorprendió el picor de la comida….

Y hasta aquí llego nuestra primera visita a San Francisco, ¿porque la primera?….. Por que volveremos!!

Consejos e información práctica

  •  Los hoteles de San Francisco por lo general no son baratos, pero nosotros encontramos un albergue que tenía habitaciones privadas con baño. San Francisco City Center Hostel. Recomendamos mucho este hotel ya que estuvimos muy cómodos y nos atendieron muy bien. Tiene un bar donde se reúnen para tomar algo y charlar en un ambiente distendido y muy agradable.
  • Para comer os informamos los que teníamos apuntados:

Lori’s Diner (336 Mason St) lugar ambientado como las películas de los años 60. La comida es abundante, no es caro y vale la pena ir para disfrutar del lugar.

Bubba gump (fisherman wharf) no tienes que dejar de visitar esta cadena de fritura inspirada en la famosa pelicula de Forest Gump.

  • San Francisco tiene unas excelentes oficinas de información turística situados en los principales centros turísticos de la ciudad. Pueden ofrecerle mapas y folletos. El centro principal se encuentra en Hallidie Plaza, nivel inferior Union Square.
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

  • Localización


 

 

 

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén