Etiqueta: zeus

Visitamos la ruinas arqueológicas de Olimpia

Olimpia fue la ciudad que vió nacer los juegos olímpicos hace ya casi 3000 años. Santuario de la península del Peloponeso fue declarado en 1989 Patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO.

Llegamos muy temprano al bosque sagrado de los antiguos griegos. Antes de entrar al recinto encontramos una gran cantidad de puestos de souvenirs donde podías comprar artesanía con réplicas de las ruinas, nosotros lo dejamos para la salida. Nada mas de entrar ya empezamos a encontrar gran cantidad de columnas que formaban parte de la Palestra. Ésta era la escuela de lucha en la Grecia Antigua. Era el lugar donde se hacían los deportes que no necesitaban mucho espacio, como la lucha y el boxeo. Estaba constituido por un edificio de planta rectangular construido alrededor de un patio porticado con habitaciones alrededor.

la Palestra

Llegamos al centro del santuario donde estaba situado el Templo de Zeus, el más grande de toda la península del Peloponeso. Hoy en día, casi todas las columnas están caídas, pero se conserva prácticamente intacta la decoración escultórica de sus doce metopas y sus dos frontones, esculpidos en mármol. Allí existía una imponente escultura del dios Zéus, de doce metros de altura representaba a Zeus sentado, portando un cetro en la mano izquierda y una niké con alas en la derecha. Ahora perdida, se sabe de su existencia por las monedas y descripciones de cronistas de la época. La escultura está considerada como una de las siete maravillas de la antigüedad. Justo al lado descubrimos el templo de la diosa Hera o Herarion, dentro se encontraba la estatua de Hermes con Dioniso, de Praxíteles, que puede visitarse en el Museo de Olimpia.

Templo de Hera y altar de Zeus

Alrededor de los templos estaban situadas las instalaciones deportivas. Habían zonas donde alojarse, entrenar y competir. Entramos en el estadio olímpico, un recinto de 192,97 metros de largo y casi 30 metros de ancho. En un lado descubrimos una linea de mármol que representaba la salida en las pruebas de carrera, lucha y pentathlon. Cerca de 50000 personas se podían reunir, sin asiento, a presenciar las pruebas en el estadio. Existía una tribuna de madera para los jueces (helanódidas) y un altar consagrado a Zeus.

Entrada al estadio

Estadio olímpico

La ceremonia de los juegos olímpicos de la era moderna se realiza en la zona del Templo de Hera, La llama Olímpica de los actuales Juegos Olímpicos se enciende mediante el reflejo de la luz solar en un espejo parabólico, después se transporta en una antorcha al lugar que acoge los juegos, pasando por las principales ciudades de todo el mundo.

Nos dejaron un tiempo para poder hacernos fotos y descubrir todos los rincones de las ruinas. Descubrimos gran cantidad de piedras talladas, tiradas por el suelo, que formaban parte de las columnas. Dentro de los restantes edificios que pudimos descubrir estaban, el Buleuterion (palacio del Senado Olímpico), el Filipeion (edificio circular para conmemorar la victoria de Queronea), Taller de Fidias (ergastirio), el Theicoleon (vivienda de los sacerdotes) y el Metroo (templo dórico).


Localización

Información práctica

  • Si vais a visitar las ruinas en época estival, procurar llevar agua, crema del sol, sombrero, ropa y calzado cómodo. Hay poca sombra y las temperaturas son muy elevadas.
  • Para redondear la visita a Olimpia, junto al sitio arqueológico se ha construido el Museo Arqueológico de Olimpia (9 €). Considerado uno de los mejores de Grecia, el museo recoge los restos encontrados en la zona arqueológica como los restos del Templo de Zeus.
  • También podeis visitar el Museo de los Juegos Antiguos, éste contiene objetos, mosaicos y pinturas que expresan la importancia de los juegos en la Antigua Grecia.
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

El Acrópolis de Lindos

Ubicado al pie de una escarpada roca y rodeado por el mar se encuentra el tradicional asentamiento de Lindos, el laberinto blanqueado de pequeñas callejuelas diseñado para confundir a los piratas. En la parte superior de la roca se encuentra una acrópolis de siglos de antigüedad. La acrópolis es testigo silencioso del pasado glorioso de Lindos, una potencia naval de la antigüedad que, según se dice, tenía una población de 17.000 habitantes.

Recitando a Homero, los Dorios construyeron Lindos al mismo tiempo que emergía Kámiros y Lalisos en el S.XII. Es muy probable que todas las embarcaciones que Rodas envió a Troya, provinieran de aquí, ya que poseía un gran poderío naval con su magnífica acrópolis y sus dos puertos.  Líndos compite con Delphi como el segundo sitio arqueológico más visitado en Grecia.

Lindos
Acrópolis

Tras un pequeño paseo llegamos a lo alto de la ciudad de Lindos, allí encontramos la Acrópolis, una ciudadela natural que fue fortificada por los griegos, por los romanos, por los bizantinos, por los hospitalarios y finalmente por los otomanos. Desde su altura, la acrópolis nos ofrecía vistas espectaculares de los puertos vecinos y de la costa. Para llegar a las ruinas de la acrópolis se puede acceder en burro, pero nosotros decidimos subir andando. También encontramos los restos del teatro y de dos templos: el de Atenea Lindia y el de Zeus Polieo. Cuenta la leyenda que el templo de Atenea fue fundado por Danaus, que vino a la isla con sus 50 hijas para escapar de la rabia de la diosa Hera. 



En el primer nivel, nos encontramos con los edificios más recientes. El Castillo de los Caballeros de San Juan, fue construido sobre las ruinas de una antigua construcción bizantina. Encontramos también, la Iglesia Ortodoxa Griega de San Juan, también construida sobre las ruinas de otra antigua iglesia. Pasamos al segundo nivel, allí encontramos al sur,  los restos del templo dórico de Atenea Lindia, construido donde antiguamente se había levantado otro templo, allí se situaba la estatua dedicada a la diosa Atenea por Danaus y sus hijas.


Desde esta posición las impresionantes vistas del mar Egeo te quitaban el aliento. Las calas de los alrededores eran  de aguas transparentes y de aspecto maravilloso. Es tan su belleza que, sirvió de escenario para la película “Los cañones de Navarone“.

Localización


Información práctica

  • Hay un poco de cuesta hasta la acrópolis, lleva ropa y calzado cómodo. No es exageradamente cansado pero las vistas son magníficas, puedes descansar en un mirador intermedio enorme ( apenas 10 minutos hasta el final ). En días de sol, hace mucho calor por lo que recomendamos llevar crema solar y agua para hidratarse.
  • El horario de la Acrópolis es desde las 8:30 hasta las 14: 30 excepto los lunes. Su tarifa es de 6 €. Se puede acceder andando o en Taxi-burro.
  • Para llegar a Lindos desde Rodas existe una línea de autobuses ida y vuelta pero se va parando en los pueblos del camino. También puedes pagar un taxi o el servicio diario de barcos.
  • Para comer hay muchos sitios de comida rápida, tipo pitas, crepes rellenos de lo que quieras, pizzas italianas, muy barato por cierto. Si quieres comer pescado fresco, hay muchos sitios pero algo más caros.
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de YouTube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén