Situado al final de la Rambla de Barcelona, el Mirador de Colon es una buena alternativa para observar la ciudad desde una altura de 60 metros.

Exposición universal

Esta columna de hierro, de más de 233 toneladas de hierro, fue inaugurada el 1 de junio 1888 con motivo de la Exposición universal de la ciudad y llevada a cabo por el arquitecto catalán Gaietà Buïgas i Monravà.

Cristóbal Colón

En lo alto pudimos observar la estatua de Cristóbal Colón de 7 metros de alto, obra del escultor Rafael Atché. Dedicada al famoso descubridor ya que, cuando volvió de su viaje a América, eligió el puerto de Barcelona para desembarcar. Rodeada de 8 leones, la columna sostiene al descubridor con el brazo extendido, el dedo señalando algún lugar mientras sostiene una carta geográfica .

Como llegamos

Para llegar allí, bajamos en la parada Drassanes de la linea verde del Metro. Nada más salir, encontramos delante nuestro la famosa columna, uno de los iconos de la ciudad. Al acercarnos, nos detuvimos en uno de los leones que protege el monumento. En total son 8 leones, 4 levantados y 4 sentados. Aprovechamos para hacernos la típica foto de todos los turistas con ellos.

Antes de entrar dentro, paseamos a su alrededor. Aquí pudimos ver los escudos de las provincias de España y las principales hazañas de Colón, representadas en mármol negro, así como una gran variedad de estatuas que hacen honor a Cataluña, Aragón, Castilla y León.

En el interior

A través de unas escaleras, accedimos a su planta subterránea donde pudimos comprar las entradas para subir al mirador. Allí mismo además de una tienda de souvenirs, encontramos el Punto de Información de Enoturismo y Vinos, donde podrás degustar cuatro de las mejores variedades de cava y vino con denominación de origen Catalunya, además de recibir información para realizar actividades y conocer todo lo que la provincia te puede ofrecer relacionado con el enoturismo.

Nosotros solo compramos el ticket para subir al mirador, así que en pareja con el ascensorista, subimos al mirador situado a los pies de la estatua, en un pequeño ascensor de forma circular. Al llegar arriba, el espacio del mirador es estrecho y cabe poca gente, por eso, elegimos subir a primera hora y así no tener que esperar la acumulación de gente.

Las vistas

Tuvimos suerte, estábamos solos y tuvimos tiempo de disfrutar de las vistas de la ciudad. Desde el mirador pudimos distinguir la Catedral de Barcelona, la Sagrada Familia, la Montaña de Montjuic, el Barri Gotic, la iglesia de Santa Maria del Mar, las Ramblas, el Port Olímpic y el Fórum.

Información práctica

Localización

Plano

plano
  • El precio de la entrada al mirador es de 6 euros los adultos y 4 euros los jubilados y niños entre 4 y 12 años. Los niños con carnet super3 entran gratis. Si optas por comprar las entradas a través de internet, tendrás un 15% de descuento.
  • La mejor forma de llegar es por transporte público, en el Metro la parada Drassanes L3 (verde) y los autobuses, las lineas 14, 59, 64, 91, 120, D20 y H14.
  • Se puede visitar todos los días de 8:30h a 19:30h. Solo esta cerrado el 25 de Diciembre y el 1 de enero.
  • Para mas información puedes dirigirte a la pagina web de Barcelona turisme.
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).
Compartir...