Visitamos la ruinas arqueológicas de Olimpia

Olimpia fue la ciudad que vió nacer los juegos olímpicos hace ya casi 3000 años. Santuario de la península del Peloponeso fue declarado en 1989 Patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO.

Llegamos muy temprano al bosque sagrado de los antiguos griegos. Antes de entrar al recinto encontramos una gran cantidad de puestos de souvenirs donde podías comprar artesanía con réplicas de las ruinas, nosotros lo dejamos para la salida. Nada mas de entrar ya empezamos a encontrar gran cantidad de columnas que formaban parte de la Palestra. Ésta era la escuela de lucha en la Grecia Antigua. Era el lugar donde se hacían los deportes que no necesitaban mucho espacio, como la lucha y el boxeo. Estaba constituido por un edificio de planta rectangular construido alrededor de un patio porticado con habitaciones alrededor.

la Palestra

Llegamos al centro del santuario donde estaba situado el Templo de Zeus, el más grande de toda la península del Peloponeso. Hoy en día, casi todas las columnas están caídas, pero se conserva prácticamente intacta la decoración escultórica de sus doce metopas y sus dos frontones, esculpidos en mármol. Allí existía una imponente escultura del dios Zéus, de doce metros de altura representaba a Zeus sentado, portando un cetro en la mano izquierda y una niké con alas en la derecha. Ahora perdida, se sabe de su existencia por las monedas y descripciones de cronistas de la época. La escultura está considerada como una de las siete maravillas de la antigüedad. Justo al lado descubrimos el templo de la diosa Hera o Herarion, dentro se encontraba la estatua de Hermes con Dioniso, de Praxíteles, que puede visitarse en el Museo de Olimpia.

Templo de Hera y altar de Zeus

Alrededor de los templos estaban situadas las instalaciones deportivas. Habían zonas donde alojarse, entrenar y competir. Entramos en el estadio olímpico, un recinto de 192,97 metros de largo y casi 30 metros de ancho. En un lado descubrimos una linea de mármol que representaba la salida en las pruebas de carrera, lucha y pentathlon. Cerca de 50000 personas se podían reunir, sin asiento, a presenciar las pruebas en el estadio. Existía una tribuna de madera para los jueces (helanódidas) y un altar consagrado a Zeus.

Entrada al estadio
Estadio olímpico

La ceremonia de los juegos olímpicos de la era moderna se realiza en la zona del Templo de Hera, La llama Olímpica de los actuales Juegos Olímpicos se enciende mediante el reflejo de la luz solar en un espejo parabólico, después se transporta en una antorcha al lugar que acoge los juegos, pasando por las principales ciudades de todo el mundo.

Nos dejaron un tiempo para poder hacernos fotos y descubrir todos los rincones de las ruinas. Descubrimos gran cantidad de piedras talladas, tiradas por el suelo, que formaban parte de las columnas. Dentro de los restantes edificios que pudimos descubrir estaban, el Buleuterion (palacio del Senado Olímpico), el Filipeion (edificio circular para conmemorar la victoria de Queronea), Taller de Fidias (ergastirio), el Theicoleon (vivienda de los sacerdotes) y el Metroo (templo dórico).

Localización

Información práctica

  • Si vais a visitar las ruinas en época estival, procurar llevar agua, crema del sol, sombrero, ropa y calzado cómodo. Hay poca sombra y las temperaturas son muy elevadas.
  • Para redondear la visita a Olimpia, junto al sitio arqueológico se ha construido el Museo Arqueológico de Olimpia (9 €). Considerado uno de los mejores de Grecia, el museo recoge los restos encontrados en la zona arqueológica como los restos del Templo de Zeus.
  • También podeis visitar el Museo de los Juegos Antiguos, éste contiene objetos, mosaicos y pinturas que expresan la importancia de los juegos en la Antigua Grecia.
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.