20 octubre, 2019

Girona un paseo por su Casco Antiguo

Girona es conocida como la ciudad de los 4 ríos y caminar por su casco histórico, es una oportunidad de sumergirse en un ambiente de aspecto medieval, de más de dos mil años de historia y de los mejores conservados de toda Europa.

El Barri Vell

Aparcamos el coche muy cerca del centro y en diez minutos, nos presentamos en la primera atracción de la ciudad. La entrada al Barri Vell por el Pont de les Peixateries Velles.

Pont de les Peixateries Velles

Cruzamos el río Onyar por este puente peatonal metálico, diseñado por el taller de Gustave Eiffel, también llamado Pont de Ferro. Fue diseñado años antes de la mítica Torre Eiffel. Desde el puente, pudimos observar las Casas del Río Onyar.

Las Casas del Río Onyar

Conocidas como las casas del Onyar, son otro icono de la ciudad y parecen estar suspendidas o colgadas sobre el río. La Casa Masó, resalta sobre las otras ya que, es la única que es blanca y no de colores vivos como las otras. Casa natal de Rafael Masó, fue uno de los arquitectos más importantes del siglo XX.

Barrio judío

Entramos en el barrio lleno de callejuelas estrechas y empedradas. En poco rato nos encontramos subiendo por el Carrer de la Força, la vía principal del Barrio Judío. Antigua vía romana construida sobre un camino mucho más antiguo.

Este barrio, llamado el Call, albergó a una de las comunidades judías más importantes de occidente en su época y actualmente es el mejor conservado de Europa. Podemos encontrar una antigua sinagoga que actualmente alberga el Museo de Historia de los Judíos. Como el resto de casco antiguo de la ciudad, es considerado Bien de Interés Cultural.

La Catedral

La calle nos llevó a los pies de la gran escalinata de la Catedral de Girona. De estilo románico y gótico, se construyó entre los siglos XI y XVIII. Cuenta con la nave gótica más amplia de Europa y la segunda más ancha del mundo, tras la Basílica de San Pedro del Vaticano

Subimos los más de 90 escalones y paseamos a su alrededor. Continuamos hacía los Jardines de la Francesa y aprovechamos para subirnos a los primeros tramos de la Muralla Romana.

La Força Vella y la Muralla Romana

Levantada en el siglo I a.C, la muralla se mantuvo invariable hasta que en el siglo X d.C. Se construyó para defender la ciudad de los ejércitos invasores, por ser una ciudad fronteriza. En ciertos lugares tiene una altura de 60 metros y su recorrido total llega a casi 2 km.

La muralla formaba parte de una especie de acrópolis casi triangular construida por los romanos. Fue el primer recinto de la ciudad y se definió como una poderosa fortaleza, la Força Vella.

Baños Árabes

Retrocedimos y bajamos la escalinata de la Catedral. Nos dirigimos hacía los Baños Árabes, con tan mala suerte que solo habrían por la mañana y estaban cerrados.

Se construyeron en el siglo XII y servían como baños públicos. Era una construcción cristiana inspirados en los baños musulmanes pero con elementos románicos.

Monasterio de San Pedro de Galligants

Seguimos adelante y llegamos al Monasterio de San Pedro de Galligants. El monasterio benedictino se comenzó a construirse en el año 922, desde 1857 es la sede en del Museo de Arqueología de Cataluña y desde el 5 de junio de 1931 es Bien de Interés Cultural.

Desde aquí, nos acercamos a visitar a la leona. Frente a la magnífica iglesia de Sant Feliu se sitúa esta famosa estatua de una leona trepando una columna del siglo XII, dejando atrás su culo.

No es buen ciudadano de Girona quien no ha besado el Culo de la Lleona.

Relato antiguo

La estatua actual es una replica ya que, la columna con su leona original, se encuentra en el Museo de Arte de Girona junto a la Catedral.

Sant Martí Sacosta

Llego el final de nuestro recorrido, pero no quisimos irnos sin descubrir uno de sus rincones medievales de gran belleza. Retrocediendo por la misma calle que habíamos subido, encontramos la iglesia del antiguo Convento de Sant Martí (s. XVII), con la fachada y las escaleras barrocas que la precedían.

Información práctica

Localización

Plano

  • Para visitar la Muralla Romana se puede tardar unas 2 horas aproximadamente, si la visitas con niños, tenéis que estar pendiente que no se asomen ya que, en algunos tramos tienen una altura de 60 metros.
  • La entrada a los Baños árabes tiene una tarifa de 2€ y 1€ en la entrada reducida. De octubre a marzo solo están abiertos por la mañana y de abril a septiembre, de lunes a sábado de 10 a 19 horas y domingos, festivos de 10 a 14 horas.
  • La entrada a la Catedral tiene una tarifa de 7€ y 5€ en la entrada reducida. Los menores de 7 años entran gratis. La visita cultural incluye una audioguía, la visita a la nave, el Tesoro y el claustro, así como la basílica de Sant Feliu.
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).
Compartir...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.