Las Ramblas, construidas en 1766, es uno de los paseos principales de Barcelona. La arteria más animada de la ciudad, está dividida en cinco partes: Rambla CanaletesRambla de los EstudiosRambla de las Flores, Rambla de los Capuchinos y Rambla de Santa Mónica. De ahí el nombre de las Ramblas en plural.

Las Ramblas

Se trata de un agradable paseo de 1,3 kilómetros que conecta la Plaza de Cataluña y el mirador de la estatua de Colón, la entrada al antiguo puerto de la ciudad. A lo largo del recorrido podemos ver artistas callejeros, estatuas vivientes, kioscos de flores,…

Rambla de Santa Mònica

Llegamos temprano a la parte baja de las Ramblas. Después de visitar y tomar un café en el Bosc de les fades, justo al lado del Museo de Cera, emprendimos nuestro paseo hacia la parte alta de las Ramblas.

Empezamos a encontrar los primeros artistas callejeros que actuaban como estatuas humanas. Entre ellos, unos puestos de dibujantes y caricaturistas. Esta parte de las Ramblas debe su nombre a la parroquia de Santa Mónica.

Rambla de los Capuchinos

Entramos en este tramo repleto de terrazas para comer y tomarse algún tentempié. Nos desviamos un momento y nos dirigimos a uno de los sitios más románticos y populares de la ciudad, la Plaça Reial.

Plaza Real

Rodeada de edificios neoclásicos, acompañados por palmeras, encontramos una de las primeras creaciones de Gaudí, unas originales farolas. Los domingos es contexto de un mercado de sellos y monedas. Es un buen punto para empezar a visitar el Barri Gotic y por las noches un buen lugar de fiesta.

Seguimos el paseo y encontramos uno de los lugares de gran interés, el Gran Teatro del Liceu. Quemado en 1994, el nuevo teatro fue inaugurado en el 2000 manteniendo su fachada original. Hoy en día es uno de los teatros más modernos del mundo. Muy cerca de allí también encontramos el Palacio Güell, una de las principales obras de Gaudí.

Pavimento Miró

Antes de entrar a la siguiente zona de las Ramblas, encontramos el Mosaico de Joan Miró, inaugurado en 1976, el Pavimento Miró representa un saludo a los viajeros llegados por mar.

Rambla de las Flores

Mercado de la Boquería

Nada mas entrar en esta zona, miramos hacia la izquierda y encontramos el mítico Mercado de la Boquería. Aquí puedes encontrar todo tipo de alimentos, convertido en el mercado municipal más grande de Cataluña con más de 200 comerciantes.

Esta parte de las Ramblas es la más colorida y perfumada ya que, predominan los quioscos de flores. También conocida como la Rambla de Sant Josep, en el siglo XIX era el único lugar de la ciudad donde se vendían flores. Cerca de allí también encontramos la casa Bruno Cuadros (casa de los paraguas), uno de los ejemplos más representativos del modernismo catalán.

Palacio de la Virreina

El siguiente lugar de interés que encontramos fue el Palacio de la Virreina, un palacio del siglo XVIII, hoy en día sede de cultura del Ayuntamiento de Barcelona.

Rambla de los Estudios

Entramos en la parte de las Ramblas conocida popularmente por la Rambla dels Ocells, ya que antiguamente, era un mercado de pájaros tradicional y hasta hace poco, existían kioscos de venta de animales, hoy en día prohibidos.

Iglesia de Nuestra Señora de Belén

En esta zona pudimos encontrar la iglesia de Nuestra Señora de Belén, un templo parroquial católico de estilo barroco del siglo XVII. El interior fue quemado durante la guerra civil en 1936. En frente, en la esquina con la calle de Portaferrissa, encontramos el Palacio Moja. Proyectado por Josep Mas Dordal (siglo XVIII) fue construido en estilo neoclásico. 

Rambla de Canaletes

Entramos en la última parte de nuestro recorrido y de las Ramblas. Esta zona se notaba que era más concurrida aún que las demás. Recibe el nombre de la Fuente de Canaletes allí presente, aprovechamos la ocasión para llenar nuestras botellas de agua.

Fuente de Canaletes

Fue creada con motivo de la Exposición Universal de 1888 y es icono del barcelonismo, donde celebran todos los títulos ganadas en F.C. Barcelona.

Según la leyenda, quien bebe agua de esta fuente, vuelve a Barcelona

Relato antiguo

Plaza de Cataluña

Al final llegamos a esta preciosa plaza, presidida por una fuente ajardinada y una de las zonas más concurridas de la ciudad catalana. También concurrida, por miles de palomas.

Como fin del paseo, aprovechamos la ocasión para copiar a gran cantidad de turistas que pasan por aquí, dar de comer a las palomas.

Información práctica

Localización

  • Para llegar en transporte público puedes utilizar el metro: L4 (verde), parada Liceu, Drassanes o Catalunya (también L1).
  • Comer en las Ramblas, debido a la cantidad de visitantes, es caro y generalmente brindan un servicio de menor calidad que los que se encuentran en un área menos turística.
  • Las Ramblas es una popular atracción turística, por este motivo, tienes que estar alerta de los robos, vigila tus pertenencias ya que ésta, es una zona muy concurrida y los cacos se aprovechan.
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

Artículos relacionados

Compartir...