San Juan de Gaztelugatxe es uno de los lugares más emblemáticos y carismáticos de la costa vasca. Recientemente elevada su fama por ser un escenario de la serie Juego de Tronos (Rocadragón), la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, está construida encima de un pequeño islote en el Mar Cantábrico y al que se accede por unas escaleras con 241 escalones.

Oficina de Turismo

Llegamos muy temprano para no encontrarnos con acumulación de gente. Dejamos el coche en el parking cercano a la carretera y nos dirigimos a una oficina de turismo ubicada en el mismo parking.

Nos dieron un mapa y nos informaron las dos maneras de llegar a la Ermita, una larga con menos pendiente y otra más corta pero con más pendiente.

Entrada

Seguimos y llegamos al restaurante Eneperi, desde allí empezaba el camino rumbo al islote. Tuvimos suerte ya que, no sabíamos que al principio del camino, había una caseta donde unos operarios de la diputación foral, nos pedían entradas para seguir.

Es necesario obtener una entrada gratuita para poder acceder a San Juan de Gaztelugatxe de 10 de la mañana a 7 de la tarde, las largas colas que se creaban en este lugar desde que fue elegido como uno de los escenarios de la séptima temporada de Juego de Tronos, no benefician a nadie. Como era temprano, no había mucha gente y nos dejaron pasar.

Reserva de la Biosfera de Urdaibai

Con el Mar Cantábrico y el monte Burgoa alrededor, ubicado junto a la Reserva de la Biosfera de Urdaibai y a 35 kilómetros del núcleo urbano de BilbaoSan Juan de Gaztelugatxe es la segunda atracción turística más visitada de Bizkaia sólo por detrás del museo Guggenheim de Bilbao.

Aproximación a la Ermita

Empezamos a bajar por una pista muy accesible pero con una fuerte pendiente, habíamos elegido el camino más corto. Teníamos que andar con cuidado ya que, estaban cayendo algunas gotas de lluvia.

Giramos en una curva y allí estaba, a lo lejos pudimos distinguir el acceso a la ermita, un espectacular recorrido por la escarpada y larga escalera que nos llevaba a la cima del islote, donde resplandecía la Ermita. Muy cerca de allí aprovechamos el mirador para realizar las primeras instantáneas.

Subiendo las escaleras

La ermita lleva en lo alto del islote desde el siglo X, a lo largo de los siglos ha tenido que ser reconstruida en múltiples ocasiones debido a ataques piratas, episodios bélicos e incendios. Llegamos a la base de las escaleras, donde empezaba la subida. Sin más dilación, emprendimos la marcha.

Nada mas empezar a subir, los peques empezaron a contar los peldaños excavados en la roca. Al principio no presentaban dificultad ya que, la pendiente no era muy exagerada.

Las tres huellas de San Juan

Poco a poco, la pendiente empezó a empinarse, justo habíamos pasado el puente peatonal de dos arcos. Mientras subíamos, íbamos encontrando señaladas las tres huellas de San Juan y las respectivas paradas del vía crucis (la representación en catorce estaciones del camino que hizo Jesucristo hacia la cruz).

Leyenda

Dice la leyenda que cuando el santo llegó al puerto de Bermeo, conquistó el islote en tres zancadas. Dejando una huella por cada pisada, la tercera está en el último escalón ….

relato antiguo

Seguíamos subiendo observando el singular perfil de la isla, con acantilados, cuevas y arcos dibujando un paisaje inigualable.

La Tradición de la Ermita

Llegamos a la cima bastante bien, nos dirigimos a la entrada de la ermita y procedimos a

Tocar tres veces la campana de la ermita, como los tres pasos del santo y pedir un deseo. 

tradición

Los marineros de Bermeo viran sus naves a babor y estribor en el mar en busca de la protección del santo al comienzo de la temporada de pesca. Después nos sentamos y nos comimos el bocata para recobrar las fuerzas perdidas en la subida.

El interior de la Ermita

Ya en plena forma, nos dispusimos a visitar la ermita, por cierto, muy bonita en su interior, imitando un viejo galeón. La ermita se alza en honor a San Juan Bautista. En la capilla podíamos diferenciar el casco de un barco y todo ambientado en el mar. Junto a la capilla también encontramos un refugio abierto durante todo el año y unos baños públicos.

Camino de vuelta

Después de estar un poco arriba y admirar las bellas vistas, decidimos volver. Había que vigilar, a menudo que avanzaba el día, la afluencia de público se multiplicaba. Además, en la bajada las rodillas eran las que mas sufrían, aunque el sol brillaba y hacía tiempo que ya no llovía, teníamos que bajar con cuidado.

Al final, bajamos tranquilamente, pero no había acabado, quedaba lo mas duro…. La subida hacía el aparcamiento fue lo peor!!! Así que tomarlo con calma y paciencia.

Información práctica

Localización

Plano

plano
  • Para poder acceder a San Juan de Gaztelugatxe hay dos caminos que llegan hasta el inicio de la ascensión hasta la ermita. El corto tiene 1,4 km pero más empinado, tiene una duración de 1 hora aproximadamente. Hay que tener  cuidado si llueve por los resbalones. El largo tiene 2,8 km por carretera menos empinada y más sencilla. Es recomendable llevar calzado cómodo y cerrado.
  •  Aunque la visita es gratuita, debemos indicar que sacar fotos en el interior de la ermita tiene un coste de 1€. El camino esta abierto las 24 horas, 365 días al año. La ermita únicamente en temporada alta y actos religiosos.
  • Es necesario obtener una entrada gratuita para poder acceder a San Juan de Gaztelugatxe de 10 de la mañana a 7 de la tarde, las largas colas que se creaban en este lugar desde que fue elegido como uno de los escenarios de la séptima temporada de Juego de Tronos, no benefician a nadie. Las fechas que es necesario sacar la entrada son en Semana Santa, todos los fines de semana o festivos desde abril hasta la segunda quincena de junio, todos los días entre la segunda quincena de junio y el 30 de septiembre, fines de semana, festivos y puentes de octubre y del 1 al 9 de diciembre.
  •  La oficina de turismo más cercana se encuentra en la antigua carretera, junto al mirador de San Juan de Gaztelugatxe, accesible andando desde cualquiera de los aparcamientos disponibles.
  • Como anécdota debemos decir que en el fondo del mar, junto al islote, se esconde una imagen de la Virgen Begoña, una estatua colocada en 1963 a la que se le hacen ofrendas florales en días señalados del año.
  • San Juan de Gaztelugatxe fue elegida como uno de los escenarios de la séptima temporada de Juego de Tronos, una producción, que se desplazo hasta el País Vasco para rodar escenas costeras en las localidades de Bermeo, Barrika y Zumaia.
  • Os dejamos con un pequeño vídeo, de nuestro canal de Youtube ( podéis suscribiros gratis siguiendo el enlace).

Alojamiento

Nuestro alojamiento para esta visita a Bizkaia, fue el Camping Leagi, os dejamos un pequeño vídeo para que os hagáis una idea.

Compartir...